Especial de Navidad

El Árbol de Navidad

ph43498

Sapin, tannenbaum, ever green, árvore de natal … Como queramos llamarlo, el árbol de Navidad nunca dejó de ser una de las decoraciones más atrayentes en las conmemoraciones navideñas. Verdoso, lleno de simpáticas luces, su vitalidad y variedad constituyen el encanto y alegría de los pequeños, no solamente de edad, mas también de corazón.

En nuestros días, muchos de nosotros no sabemos el significado tan extraordinario de ésta figura navideña, aunque es muy difundida la idea de que el árbol de navidad surgió en Norte-América, debido a su fuerte difusión en ése lugar.

Volvamos a un pasado lleno de historias y encontrémonos con su verdadero origen, poco conocido y más antiguo de lo que parece…

Los bárbaros invadieron Europa central en el siglo VII; más específicamente, en el sur de Sajonia, donde habitaban los frisones (entre la actual Bélgica y Weser, en frente de Inglaterra). Sus creencias, todas paganas, eran muy arraigadas y, a veces, muy contrarias a la propia Revelación Cristiana.

Cierto día, un monje benedictino de origen anglo-sajón, movido por la gracia, sintió el deseo de evangelizar esas inhóspitas regiones. Su nombre era Wilfrido de York (634-709). En el inicio de su misión (678-685), se instaló en un lugar donde os habitantes, curiosamente, rendían culto a los robles muy frecuentes por aquellas florestas. Según decían, estos eran poseídos por espíritus, quienes los conservaban verdes, inclusive durante el inverno, y estas mismas divinidades promovían el retorno de la primavera y el verano.ph25677

Temerosos, los frisones realizaban diversos rituales durante el mes de Diciembre, en torno de los gigantescos árboles,  a fin de que no dejaran de ejercer su indispensable función. San Wilfrido se encontró con un difícil obstáculo, al querer desmentir esa arraigada convicción pagana. Así, se dispuso a demostrarles la falsedad de tal imaginación.

Cierto día, en medio de aquellas prácticas religiosas, congregó a los bárbaros con la intención de cortar uno de los viejos robles. Golpe va, golpe viene, y comienza una terrible tempestad, dejándolos muy pavoridos. El Santo apresuró el servicio de los leñadores y, en medio de los golpes, el gigantesco árbol se precipitó por tierra! Un silencio cortante tomó cuenta de los presentes y, de inmediato, un rayo fulminante partió en pedazos el roble, coincidiendo con su caída en el piso. Al ver su mito caer por tierra, la desilusión contribuyó para efectuar la conversión de sus almas.

Después de esto, sucedió algo muy curioso… Había, a pocos centímetros del carbonizado árbol, un pino, el cual de modo inacreditable fue conservado intacto en medio de tamaña destrucción. ¿Habrá sido esto una señal?

Era el día 25 de Diciembre. San Wilfrido percibió en ese hecho un simbolismo muy bello: Dios protege la fragilidad y la inocencia! En su sermón de la noche, relacionó poéticamente la imagen del pequeño árbol con la Natividad del Señor y, de ésta manera, el pino pasó a ser, a partir de aquel día, el símbolo do Menino Jesús, más utilizado.

Un discípulo de este Santo misionero tuvo que enfrentar, también, dificultades semejantes al evangelizar la futura Alemania: se trataba de San Bonifacio (673-754).

En Geismar de Hessen, centro de rituales paganos muy concurrido, se rendía culto un grande roble llamado Odín, el cuál era consagrado al dios Donar. Se realizaban prácticas supersticiosas al rededor de este dios, principalmente en la época hibernal, porque atribuían a ese dios ser  el responsable por las terribles tempestades, muy frecuentes durante esa época.

ph43307Una vez convertidos, los germanos fueron desasociando el carácter pagano de la creencia y relacionando a figura del árbol con pasajes de la Sagrada Escritura. De inmediato, se comenzaron a divulgar en diversas partes de Germania el uso del pino durante las conmemoraciones de Navidad.

Otras lejanas referencias nos hacen alusión de esta costumbre: en 1539, en la iglesia y en las moradas de Estrasburgo, Francia, por primera vez, se utilizaron pinos decorados al celebrar las festividades de Diciembre; en 1671, la princesa Charlote Elizabeth de Baviera, esposa del duque de Orleans, introdujo oficialmente esta tradición en todo el país. Y, finalmente, durante el reinado de Jorge III (1760-1820), el hábito llega a Inglaterra, difundiéndose para América del Norte y de ahí, para el mundo entero.

Con todo esto, ¿cuál es el significado de las inúmeras esferas, bastones y luces que llenan sus ramajes?

Con el trascurrir de los siglos, se fueron añadiendo bonitos adornos al pino. Su simbología se refiere  al  segundo Adán, Cristo nuestro Salvador (cf. 1 Co 15, 21-22, 45), el cual nos trajo de vuelta los frutos perdidos por nuestro primer padre, al haber comido del árbol prohibido (cf. Gn 2, 9; 3, 6). Por esta razón, esos bellos adornos representan los preciosos y superabundantes frutos nascidos de la Santa Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, verdadero Árbol de la Vida.

Invitación

navidad-correo


Leave a Reply