III Convivencia de los Heraldos en Rozo

[picasa width=”400″ height=”400″ autoplay=”1″ showcaption=”1″]https://picasaweb.google.com/107679963552283324405/Blog2[/picasa]

El pasado domingo 18 de marzo, víspera de la festividad de san José, Terciarios, postulantes y algunos cooperadores próximos a los Heraldos del Evangelio en Cali, hicimos nuestra III convivencia en Rozo Valle del Cauca. Lugar apacible de bellos rincones, en donde Don Juan Diego y Dña. Melba Lucia con su familia, nos abrieron las puertas de este bendecido lugar, propios para un día de encuentro. Más de 60 personas participaron de este encuentro teniendo como lema “En el atardecer de nuestras vidas seremos juzgados en el amor” de San Juan de la Cruz.
Además de las conferencias, círculos de estudio, obra de teatro, Rosario Procesional, y Eucaristía, también se tuvo la presencia del Santísimo durante toda la jornada. Dispuestos de uno en uno Caballeros y Cooperadores junto a padres de familia de los jóvenes de la academia cada media hora relevan la guardia para acompañarlo.
Con la Santa Eucaristía, celebrada por el Padre Juan Antonio Vargas EP se dio inicio a esta jornada cuya intención fue dar a conocer el Amor a Dios, como virtud teologal, intentando estudiar el Egoísmo como defecto inversamente proporcional a la virtud, elaborando propósitos para el crecimiento espiritual. Charlas dirigidas por Don Antonio Borda y el Padre Juan Antonio Vargas EP, superior de los Heraldos en Cali.
Nuestra Señora quien bellamente resplandece en el lugar con espectaculares arreglos de rosas, es coronada en esta ocasión por el Sr. Juan Diego Hoyos y su esposa la Sra. Melba Lucia en representación de los ahí presentes.
Terminada la intervención en la última charla sobre el Amor, se muestran diapositivas con frases tocantes propias de un Carisma que muestra la belleza en todo su esplendor de Nuestro Señor, de lucha y entrega por verdadero Amor de diversos Santos de la historia.
Desde ahora ya estamos invitando para el próximo encuentro, quiera Dios que sea motivo para que más familias crezcan espiritualmente, especialmente en el amor a Dios y a su Santísima Madre.


Leave a Reply